Los cuadernos de don Rigoberto

Leí este libro hace ya unos años, pero le tengo un recuerdo muy grato. Contiene ese tipo de tensión erótica que tanto me gusta, y que logró incluso provocarme incómodas erecciones en la sala de la biblioteca en la que me encontraba leyendo. Además, Llosa adereza el texto con infinidad de momentos humorísticos sutiles que hacen la lectura aún más amena, si cabe.

          La trama gira en torno a Rigoberto, el padre de familia, Lucrecia, su actual mujer, de la que se encuentra separado, y Fonchito, el hijo de Rigoberto. Este niño, gracias a su impostado interés por un pintor, Egon Schiele (pintor de escenas eróticas), logra poner, con su aparente inocencia, a su madrastra Lucrecia en las más comprometidas situaciones, al requerirla para que posara para él y poder bosquejar sus propios dibujos, a la manera del famoso dibujante, aunque su interés último era lograr una reconciliación entre ella y su padre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario